Plaga de Babosas y Caracoles

Los caracoles, y las babosas, pueden llegar a convertirse en una verdadera plaga en función de su número, a pesar de que no sobreviví
sobre las plantas de las que se alimentan. Normalmente aprovecha las horas de oscuridad nocturna, sobre todo los días de lluvia,
para salir buscar hojas y brotes tiernos para comer. Los daños de cada individuo no son demasiado importantes, pero cuando
nos encontramos con una colonia numerosa puede causar grandes destrozos en el jardín. No es fácil localizarlos de
día más que por los rastros plateados que han dejado a su paso.